Naruto The Final RPG
Conectate!!!!!
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Inscripcion torneo
Dom Abr 14, 2013 10:54 am por Inoichi

» hola hermanos shinobis
Jue Ene 19, 2012 6:58 pm por sakuray

» Hola Soy Nuevo
Jue Ene 19, 2012 6:48 pm por sakuray

» Naruto Shinobi Rol Afiliacion
Jue Ene 19, 2012 6:37 pm por sakuray

» Quisiera ser...Orochimaru
Mar Mar 15, 2011 4:30 pm por Minato_san

» Tecnicas de Jiraya
Miér Dic 22, 2010 9:18 am por Minato_san

» School of vocaloid
Sáb Dic 11, 2010 11:35 pm por Minato_san

» Recuperasion total del foro
Vie Dic 10, 2010 6:11 pm por Asuma_Sarutobi

» Empareja a los miembros dl foro--
Mar Nov 30, 2010 8:58 pm por Sakura Haruno

Paguinas amigas
****Naruto-Shipuuden**** Foro de Rol
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Miér Jul 19, 2017 7:40 am.
Estadísticas
Tenemos 69 miembros registrados.
El último usuario registrado es Inoichi.

Nuestros miembros han publicado un total de 2902 mensajes en 222 argumentos.
Anuncios
Naruto Final RPG
Naruto Final RPG..
Naruto Final RPG...
Naruto Final RPG
Reloj
Logo

Ejemplo Mision C

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ejemplo Mision C

Mensaje por Minato_san el Sáb Nov 13, 2010 8:00 pm

- ¡Ohayou gozaimasu Otousan, Onii-san, Nee-san! – Dijo Hinata respetuosa pero alegremente mientras entraba en el comedor de la mansión Hyuga y tomaba su lugar a la izquierda de su padre, a lado de su primo y frente a su hermana menor Hanabi a quien le había sido otorgado el de la derecha.

Todos la saludaron de igual modo y tomaron su desayuno como siempre, sin embargo, aquel día el líder del clan parecía un poco distraído, accidentalmente derramó el jugo sobre la mesa cuando iba a tomar el vaso y parecía rebuscar cada vez que deseaba el tenedor, sin embargo ninguno de los 3 jóvenes quisieron perturbarlo con preguntas, seguramente tendría algún asunto del clan en mente y mientras ninguno fuera oficialmente el sucesor, cuestionar esos tema era una falta de respeto.

Luego del desayuno, prosiguió el entrenamiento de Neji, que sería corto ese día porque tenía una misión. Hinata por su lado no tenía gran cosa que hacer así que esperaba a que Kiba la fuera a buscar para su respectivo entrenamiento, que aquel día se retrasaría porque había que llevar a Akamaru por sus vacunas, así que mientras llegaba, la joven gennin observaba el entrenamiento del “genio Hyuga” sin embargo algo le preocupaba, aquel día los movimientos de su padre eran imprecisos, algo inconcebible en él, incluso Neji se comenzó a preocupar cuando lanzó un kunai y Hiashi no pudo esquivarlo, por poco le da en la cara pero Hinata intervino aunque sabía que eso le valería un regaño.

- Otousan… ¿te… te encuentras bien? – le preguntó con su habitual timidez mientras su padre se sentaba en el resquicio de la puerta del dojo, parecía dudar de su respuesta, en eso Lee llamó a Neji que se disculpó y se marchó. Luego de unos minutos el ninja respondió.

- No mucho… - miró a Hinata que estaba expectante y preocupada frente a él – mis ojos no andan bien… no logro enfocar las cosas y a veces tengo doble visión… son cosas de la edad… pero no puedo dejarla correr así, ustedes aún son jóvenes… escúchame bien Hinata, tengo una misión para ti. - Se puso de pie y caminó hasta la biblioteca, de su escritorio sacó un pergamino y se lo entregó a su hija mayor. – Algunos miembros de nuestra familia sufrimos una rara enfermedad en la vista, las medicinas normales hacen más daño de lo que alivian así que deberás conseguir esos ingredientes y pedirle a Tsunade-sama que prepare el remedio, son cosas menores que consigues en cualquier tienda excepto por una… la flor hisakata… ahí mismo tienes un mapa, la montaña está cerca de la frontera con el país de la lluvia, es una región peligrosa pero confío en que alguien de tu nivel se las podrá arreglar, trata de no tardar mucho, mi vista se degrada rápidamente. -

- ¡Hai! No te fallaré Otousan… -

La kunoichi se apresuró, tomó su chaqueta, su mochila y su bolsa de armas y salió rumbo a la oficina de Lord Hokage, ahí explicó a Kakashi-sensei su situación y este le otorgó el permiso para salir de Konoha, cosa que hizo sin demora. Se fue saltando entre los árboles a considerable velocidad, deteniéndose solo el tiempo necesario para comer y dormir. Llegó a su destino por la mañana del siguiente día.

Parecía una montaña como cualquier otra, sin embargo recordó las palabras de su padre y aunque no estaba segura si era una advertencia o solo la subestimaba nuevamente se adentró muy alerta de cuanto pasaba a su alrededor; a medida que se adentraba, los árboles del bosque se cerraban más y más oscureciendo el paisaje a pesar de que no era ni el medio día, cuando dio un paso sintió algo que la jalaba, así que sacó un kunai y dio una rápida voltereta para liberarse, había tan poca luz y estaba tan concentrada en buscar las hisakatas que no vio la trampa, pero tampoco era algo que la pudiera preocupar mucho, parecía más para atrapar pequeños animales que personas, pero de cualquier modo no guardó el kunai y puso más atención.

Había avanzado un poco más cuando una presencia agresiva la alertó, a su encuentro salieron 3 tipos de gran tamaño que se reían escandalosamente.

- Vaya, vaya pero si es una niña… parece que es nuestro día de suerte – dijo uno viéndola con más interés del que Hinata soportaba.

- También parece que trae cosas valiosas… - agregó el otro caminando a su alrededor.

- Guarda tu arma señorita, los niños no deben llevar cosas filosas y si no das problemas no sufrirás mucho – continuó el tercero – aunque creo que sería más valiosa viva… -

- A un lado… - respondió la gennin con voz baja pero firme – no tengo tiempo para perder con ustedes… - trató de continuar su camino pero le cerraron el paso – No tengo intención de dañar a nadie… mejor déjenme pasar.

- ¿Lastimarnos? – Preguntaron los 3 al unísono para luego soltar una sonora carcajada.

Uno logró controlarse un poco y quiso agarrarla del cuello pero apenas acercó su manaza, ella dio un salto y le pegó una patada que lo mandó contra uno de sus amigos y al tercero le clavó el pie al suelo con el kunai, el hombre soltó un gran alarido que asustó a los pájaros en los árboles provocando que grandes parvadas levantaran el vuelo entre graznidos dándole un aire tétrico al lugar.

Sin más contratiempo, Hinata llegó a la cima de la montaña donde encontró una oscura cueva y un profundo precipicio como si la montaña se hubiera partido, buscó por todos lados y no había ni rastro de la planta medicinal que buscaba, sin embargo encontró más maleantes y entre ellos a 2 de los que había dejado un rato atrás.

- Maldita mocosa, te enseñaremos a no meterte con los bandidos de la montaña - dijeron yéndose contra ella que más resignada que de ganas empezó a repartir golpes con su puño suave para asegurarse de que no la molestaran en un buen rato y pensó que tendría que parar en el segundo pueblo para entregarlos a las autoridades, justo pensaba como cargar con ellos que aunque no eran muchos, si tenían gran tamaño cuando uno de ello se logró levantar y cargó contra ella empujándola al abismo al tiempo que la maldecía.

Hinata caía reprochándose a sí misma por ser tan distraída y se preguntaba cuando dejaría de ser así de gentil y confiada, pero al mismo tiempo sacaba una cuerda delgada pero resistente que ató a unos kunais para luego lanzarlos con gran fuerza a la pared del barranco para q le sirvieran de arnés, estps se incrustaron y la balancearon contra el muro, donde usó su chakra para “pararse” en la pared, descubrió entonces que era demasiado resbalosa así que anudó la cuerda a su cintura y usaba los kunais de apoyo para subir, cuando vio un destello blanco a uno de sus lados, al ponerle atención se percató de que eran las plantas que buscaba, eran de un blanco tan puro que parecían tener luz propia, la única en aquel lugar, usó su byakugan para ver mejor y se las arregló para llegar hasta ellas. Se detuvo en la plataforma donde crecían y sacó un pequeño bolso donde metió cerca de una docena y estaba por emprender de nuevo el ascenso cuando escuchó una voz extraña.

- ¿Seguro que está muerta? -

- Si señor, la arrojé por ahí – contestó la voz de un bandido.

- ¿Y eso qué? Si era una ninja el que la arrojes por ahí no significa nada – una bengala cayó iluminando todo y obligando a la kunoichi a cerrar sus sensibles ojos por un momento. – Con que ahí estás niñata -

El hombre de la extraña voz se deslizó con facilidad por las paredes del escollo y le lanzó varios shurikens que ella repelió con los propios, ya había abierto sus ojos nuevamente y podía ver un respirador en la cara del hombre, supo entonces el porqué su voz sonaba tan inhumana y también que era un ninja de la lluvia, sin embargo la montaña todavía era territorio del país del fuego así que no podía permitirle andar como si nada por ahí con su pandilla de maleantes.

Ella parecía en desventaja, él se movía con facilidad por los mojados paredones mientras que Hinata estaba limitada a un descanso de piedra de no más de 2 metros cuadrados, el movimiento obvio del ninja fue lanzar explosivos a la base de las rocas sobre las que se encontraba parada su rival, Hinata, más que por su vida, temió por las raras flores que mantendrían la salud de su familia así que lanzó kunais con precisión absoluta a los explosivos haciéndolos estallar antes de tocar las rocas, el fuego y el humo eran la distracción perfecta para ocultar al shinobi de la lluvia, o eso pensó él que no tenía idea de con quien se enfrentaba, cuando lanzó su golpe ella ya lo esperaba con uno propio y lo hizo retroceder.

- ¿Quién demonios eres? – le preguntó frustrado.

- Hyuga Hinata Gennin de Konoha… - respondió cortantemente.

- Una Hyuga… jajaja y dicen que no tengo cualidades para ser chunnin, seguro cambiarán de idea cuando les lleve el cuerpo de un noble de la hoja ¡Prepárate niña! -

El criminal creo varios clones de agua que la atacaron mientras él tiraba más explosivos, esta vez hacia arriba para enterrarla, seguro de que ni ella podría con ambas cosas.

- Si lo que quieres es jugar rudo… Shugohakke Rokujuu Yonshou - exclamó mientras su chakra comenzaba a emanar de su mano en rayos tan concentrados que era perfectamente visible, ella movió sus brazos a vertiginosa velocidad creando una red que atacó a los clones y protegió el lugar donde se encontraba de pie, al mismo tiempo que cortaba a los clones como si de cuchillas se tratase, lo cual se dio cuenta rápidamente no servía de nada, así que cambió de estrategia, dejó pasar uno de los explosivos, desviándolo un poco. Al dar con su objetivo, varias rocas salieron disparadas de la pared y ella usó su chakra para rebotarlas y redirigirlas contra el ninja que se llevó varias heridas y se vio obligado a tratar de resguardarse tras las rocas que rodeaban el recoveco defendido por Hinata.

La kunoichi fue más rápida y saltó entre las rocas mientras lo golpeaba con su juuken en varias ocasiones hasta asegurarse de que no se levantara y le diera problemas, cuando el shinobi quedó inconsciente ella lo detuvo y lo a sí misma para subirlo.

Los bandidos solo habían oído el fragor de la batalla, no tenían idea de lo que había pasado y cuando vieron a la jovencita llegar frente a ellos con un salto y dejar caer el cuerpo inerte de su líder, dudaron entre atacarla todos juntos o correr por sus vidas, ese instante de duda les valió ser noqueados por una rápida sucesión de golpes de juuken cuyo objetivo específico era dejarles fuera de combate de una vez por todas. Cuando hubo terminado, la gennin los ató a todos, bloqueó el flujo de chakra del líder, que parecía ser el único ninja y se los llevó arrastrando montaña abajo.

Al pasar por el poblado más cercano, Hinata entregó a los bandidos que ya conscientes caminaban por su propio pie resignados. Luego pasó por una farmacia y compró el resto de ingredientes para el remedio y regresó a Konoha a toda velocidad. Nada más entrar fue a donde Tsunade para pedirle que preparara el medicamento que su padre necesitaba.

- Claro, ¿tienes todo lo necesario? – Preguntó la sannin a lo que Hinata respondió asintiendo y entregándole el bolso de la tienda y el de las flores – muy bien, entonces lo haré enseguida… - al recibir las cosas la ninja médico se dio cuenta de que las manos de Hinata estaban bastante heridas y que incluso no apoyaba bien el pie derecho. – Que cortes tan terribles ¿cómo te los has hecho? Creo que primero te curaré a ti. -

- No es necesario, estoy bien… me los hice al escalar las rocas para conseguir las flores, estaré bien, mi padre por otro lado necesita esa preparación tan pronto como sea posible -

- Esta bien, voy a hacerla, pero tan pronto la tenga, me dejarás curarte, de todos modos la medicina tiene que reposar un tiempo… - dijo comenzando a machacar algunas de las flores en un mortero y agregando algunos de los otros ingredientes – Con tu preciso manejo de chakra deberías pensar en aprender jutsus médicos, te vendría bien… -

- Arigato… Sí lo he pensado y tal vez algún día lo haga n_n pero por ahora mi responsabilidad es el completo dominio del byakugan -

Luego de un rato de cocinar la medicina que además despedía un delicioso olor, Tsunade dejó reposar el frasco con el remedio y se puso a curar a Hinata, cuando todo estuvo listo, la gennin le agradeció sus atenciones y salió corriendo hacia su casa.

- ¡Otousan he vuelto! – saludó mientras iba a la habitación de su padre donde encontró a Hanabi cuidando de él que se hallaba en cama y con un paño frío sobre los ojos -

- Nee-san que bueno que vuelves ¿has traído la medicina? – preguntó la más pequeña de la casa.

- ¡Touzen! – respondió con una sonrisa y se sentó sobre sus piernas a lado de su padre, retiró con cuidado el paño y con gran delicadeza le aplicó la medicina a Hiashi siguiendo las instrucciones de Tsunade-sama. Luego lo dejó descansar y se fue a la oficina del Hokage para entregar su reporte, se sentía muy cansada pero sonreía porque su padre se pondría bien.


Las misiones de rango C suelen ser encargadas a ninjas de rango Chuunin o a un grupo de ninjas Genin acompañados de un ninja Jounin. Suelen ser: transportar documentos no muy importantes o escoltar a alguien.

____________________


|||||ADMINISTRACION NARUTO THE FINAL RPG|||||
Rango: Hokage
Batallas:2
Ganada: 2 Perdida: 0
Misiones:0
A: 0 B: 0 C: 0 D: 0
Ptos Concursos: 0
Nivel: 31
avatar
Minato_san
Hokage
Hokage

Mensajes : 447
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 23
Localización : Konohagakure
Masculino

Ver perfil de usuario http://naruto-the-final-rpg.foro-activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.